¿Se puede estudiar y trabajar en Irlanda simultáneamente?

Imagina un lugar donde puedas ganar un salario atractivo, que sea además la sede de las más grandes e importantes empresas del mundo y represente uno de los destinos más atractivos para aprender inglés. Trabajar en Irlanda, te ofrece esta y muchas otras ventajas y oportunidades que no debes dejar pasar.

Irlanda es una excelente opción si lo que buscas es un país que te permita estudiar inglés y trabajar al mismo tiempo, en aras de contar con una herramienta adicional que te ayude a mejorar el idioma de manera efectiva, rápida y que además te ayude a obtener un ingreso de dinero, que no viene nada mal. Lo bueno, es que todo esto lo puedes lograr con tu visa de estudiante, y podrás trabajar en Irlanda de forma legal.

Irlanda es el único país de la Unión Europea que te permite trabajar si contratas un curso de inglés por un período mínimo de seis meses, con 15 horas lectivas semanales, siempre que sea reconocido por el Departamento de Educación y Ciencia del país. Esto te permitirá trabajar en Irlanda con un permiso por un máximo de ocho meses. Distribuido de la siguiente manera: los primeros seis meses en jornadas de trabajo de 20 horas semanales, lo que significa una jornada de medio tiempo; y luego, los otros dos meses restantes, podrás trabajar hasta un máximo de 40 horas semanales, en temporada alta, que comprende los meses de mayo, junio, julio y agosto y del 15 de diciembre al 15 de enero.

Anteriormente, este permiso se ofrecía por un período de un año, en lugar de ocho meses. Sin embargo, a raíz de una reforma en la extensión del período de visa estudiantil, entraron en vigencia estos nuevos tiempos, a partir del 21 de enero del 2016. Vale la pena acotar que esta reforma comprende sólo aquellos cursos o estudios relacionados con el aprendizaje del idioma inglés. Todos aquellos estudios que se realicen distintos a los de idiomas, podrán seguir gozando del beneficio del año de trabajo completo.

Es importante tener en cuenta que, una vez finalizada tu visa de estudio, puedes renovarla si contratas otro curso, y poder trabajar en Irlanda por un tiempo máximo de tres años, ya que es un proceso que puedes hacer hasta en dos ocasiones más.

Trabajar en Irlanda durante este periodo de estudio, te brindará también beneficios laborales. En este sentido, tendrás derecho a un contrato justo, tal y como cualquier empleado en el mercado laboral sin distinción de nacionalidad de procedencia, acompañado de un salario acorde con tus funciones y tipo de empleo.

Únete a nuestra comunidad de KIWERS que estudian y trabajan en Irlanda, y no dejes de pasar la oportunidad de aprender un nuevo idioma, mientras te diviertes y vives emocionantes aventuras. Si deseas más información, escríbenos a nuestro correo kiwingcontact@gmail.com y únete a nuestro fanpage de Facebook. Somos KIWING, Your Language Adventure!

¿Hay ventajas de mudarme a Irlanda sin saber inglés?

Actualmente en nuestro ajetreado mundo globalizado, saber inglés es una máxima con la que nos encontramos en cualquier situación o aspecto de nuestras vidas, de eso no hay duda. Caemos entonces en la incógnita de cuál fórmula aplicar, para no perecer en el intento de seguirle el paso a todo el aluvión de información y medios anglosajones que están a nuestro alrededor.

Por supuesto que lo que hay que hacer, es aprender inglés. Pero, ¿cómo?, ¿con quién?, ¿dónde?. Esta última interrogante retumba con más fuerza, porque sin duda, si está dentro de nuestras posibilidades, no es para nada descabellada la idea de mudarse a un país cuya lengua nativa sea el inglés, como por ejemplo Irlanda. Sin embargo, justamente como no manejas el idioma te preguntas, ¿es recomendable dar este paso de trasladarme a otro país sin saber inglés primero?

Si esto te hace sentir más tranquilo, la respuesta es que sí. Justamente el hecho de no saber inglés, y mudarte a Irlanda a aprenderlo, es una gran ventaja porque serás una gran esponja que estará en la capacidad de absorber, desde cero, toda la información a tu alrededor. Y aunque pueda parecer intimidante en un principio, esto no hay que negarlo, el mismo entorno te llevará a adaptarte más rápido de lo que te imaginas, y en menos de lo que pienses ese miedo inicial de marcharte sin saber inglés,  habrá desaparecido.

Así es como funciona: no hay nada como la inmersión total en un país anglosajón para aprender bien el idioma. Por ejemplo, una de las ventajas de mudarse a Irlanda para aprender inglés, es que podrás trabajar medio tiempo si la duración de tu curso excede los seis meses. De esta forma, con tu visa de estudiante, tendrás la posibilidad de conseguir un empleo sencillo, que no demande un dominio avanzado del idioma, y aprovechar esta oportunidad para ir afinando el oído. Sobre este tema de trabajar mientras estudias, podrás encontrar en nuestro blog un artículo en el que damos respuesta a la duda sobre si es posible trabajar en Irlanda sin saber inglés.

Además de trabajar para complementar tu aprendizaje, el intercambio cultural será un gran incentivo para investigar y querer saber más sobre el idioma, ya que te sentirás atraído por toda la variedad de ofertas y actividades culturales de las que podrás disfrutar, viviendo en Irlanda y en cualquiera de sus apasionantes ciudades.

Siempre habrán inseguridades, miedos y dudas. Vivir en otro país para aprender un nuevo idioma será un reto para todo el que decida atraverse. Sin embargo, desde KIWING te invitamos a vivir esta excitante experiencia, que más que una oportunidad para estudiar, será toda una aventura de vida.

Únete a nuestro fanpage de Facebook, y descubre todos los atractivos que Irlanda tiene para ti. También, puedes escribirnos a nuestro correo kiwingcontact@gmail.com para información sobre cursos y demás detalles sobre la vida de estudiante en Irlanda. Somos KIWING, Your Language Adventure!

¿Qué se necesita para aprender inglés?

¿Qué tienen en común entre sí aquellos estudiantes que están aprendiendo inglés? Que quieren hablarlo muy bien, tan bien como un nativo anglosajón. El problema es que no todos están dispuestos a realizar más cosas por su cuenta, además de apuntarse a clases de inglés.

Por supuesto, irse a estudiar inglés a un país extranjero ayuda enormemente al proceso de aprendizaje, ya que estar expuesto constantemente al idioma te obliga a comunicarte y entrenar el oído para poder hablarlo correctamente. Sin embargo, hay que ir más allá e invertir tiempo para también aprender inglés con herramientas distintas, adicional a aquello que aprenderás en clases.

La clave está en la motivación. Si te sientes verdaderamente motivado, podrás invertir tiempo en actividades o tareas que serán de gran ayuda al momento de lograr un completo desenvolvimiento en el idioma. Puedes, por ejemplo, ver videos, películas o series en inglés. Lo ideal, es desactivar los subtítulos en español, y cambiarlos al inglés. Es la mejor técnica para que este método funcione, y a la vez te entretengas viendo lo que te gusta.

También puedes leer 30 minutos al día de un libro o revista en inglés. Con esto podrás enriquecer tu vocabulario y hasta llevar un glosario personal de nuevas palabras, con las que puedas armar frases y entender mejor, con un contexto, lo que ellas significan y cómo usarlas en tu día a día.

Igualmente lo más común es escuchar música en inglés. Puedes buscar las letras de las canciones de tu banda o cantante favorito, esto te ayudará a acostumbrar tu oído al sonido de ciertas palabras. Te impresionará lo distinto que pueden sonar algunas a cómo son escritas.

Si te encuentras en un país extranjero estudiando inglés, relaciónate más con personas de lengua nativa. Evita en lo posible hablar con personas en español, ya que esta será una manera de obligarte a hablar en inglés y podrás soltarte mucho más rápido. Siguiendo esta línea, mucha gente también recomienda si vas a compartir habitación o apartamento con otros estudiantes, procurar hacerlo con personas de nacionalidades distintas a la latina o española, porque esto también hará que todos deban comunicarse en inglés. Así, podrán corregirse y aprender de forma más orgánica, y mucho más rápido.

Aprender inglés es divertido, y puede serlo aún más si logras incorporar a tu rutina estas recomendaciones que de seguro harán que puedas hablarlo correctamente y aprenderlo mucho más rápido si no eres de esos estudiantes “pasivos” que sólo se conforman con aquello que ven en sus clases.

Sumérgete en el aprendizaje de este idioma de la mano de KIWING, y vive grandes experiencias y aventuras mientras aprendes inglés. Recuerda unirte a nuestro fanpage de Facebook, y comparte tu experiencia con nosotros. ¿De cuáles otras formas complementas tus estudios de inglés? Déjanos un comentario, y comparte lo que has aprendido.

5 oportunidades laborales para mexicanos en Europa

Muchos latinoamericanos han emigrado en búsqueda de países más prósperos. Los mexicanos están en esa lista. Cada vez es mayor la cifra de mexicanos en Europa, que han viajado a este continente por una oportunidad para desarrollar sus capacidades intelectuales. Algunos van por estudio y otros viajan tras un empleo.

Posiblemente para muchos Europa ha constituido una bonanza en términos laborales, debido a que en los países del viejo continente existen muchas oportunidades para la mano de obra calificada. Esta es una posibilidad que no ha sido despreciada en lo absoluto por los mexicanos en Europa.

Generalmente, en el continente europeo existen muchas ofertas en las áreas de ingeniería, sector turístico, tecnológico y salud. Los mexicanos en Europa entienden esta necesidad y ven en territorio foráneo una posibilidad de crecimiento.

Así como oportunidades, también hay beneficios. Aquellos que obtienen sus permisos o visa de trabajo para laborar legalmente en Europa, tienen enormes ventajas. A continuación, las cinco oportunidades de las que los mexicanos en Europa pueden beneficiarse al entrar en el mercado de trabajo.

  1. Ofertas laborales: como candidato a ser empleado en cualquier país de la Unión Europea, goza de las mismas condiciones para ser tomado en cuenta en cualquiera de los campos disponibles, por lo que puede acceder a cualquier oferta de empleo tanto del sector privado, como público.
  2. Reconocimiento de cualificaciones profesionales: como profesional, si estás capacitado para ejercer una profesión en tu país, igualmente lo estarás para cualquier país de la Unión Europea. Por supuesto que algunas carreras requieren de reválidas profesionales, como las del área de la salud, el derecho y la ingeniería. Además, los títulos deben estar debidamente legalizados o contar con sello apostilla de La Haya, para poder ser válidos en territorio extranjero.
  3. Seguridad Social: el empleado debe contar con un número de seguridad social, que en la mayoría de los países debe obtener una vez ha sido contratado o piensa ser contratado por una empresa. Tanto el empleado como su familia tiene derecho a las mismas prestaciones de seguridad social que lo ciudadanos del país de acogida. Estos beneficios abarcan asistencia sanitaria y prestaciones financieras.
  4. Posibilidades de ascenso: en las grandes ciudades la competencia laboral suele ser mayor, con respecto a otras más pequeñas. Por lo que si sabes buscar, e identificar las oportunidades que mejor se adaptan a tu perfil, podrás con mucha constancia resaltar y tener posibilidades de subir en la escala profesional, en cualquiera que sea la rama en la que te especialices. Además, puedes sumar millas a tu red de contactos ya que al trabajar en el extranjero, especialmente en Europa, es inevitable desarrollar vínculos internacionales con colegas de otros países.
  5. Aprender otro idioma: por supuesto que a nivel profesional, para trabajar en Europa debes dominar el inglés, ya que es el idioma más hablado en el continente. Y si a eso le sumas español, tendrás muchas más posibilidades de ser una pieza valiosa en tu empresa. Del mismo modo, con el tiempo podrás incluso aprender hasta una tercera lengua, ya que lo hermoso del continente europeo es justamente la cantidad de dialectos diferentes que están a tu alcance.

Muchos son los mexicanos que con esfuerzo y grandes cuotas de trabajo, han logrado hacerse una camino exitoso en el viejo continente. Las oportunidades están allí, solo basta poner manos sobre ellas y saber aprovecharlas.

En KIWING queremos ser parte de tu aventura. Únete a nuestro fanpage de Facebook, y vive junto a otros kiwers en Europa las posibilidades que estos países tienen para ti.

Estudiar inglés en el extranjero vs en mi propio país

Desde niño el idioma inglés está a nuestro alrededor. Difícilmente podemos escapar de la influencia que esta lengua ejerce sobre nuestros círculos académicos, sociales y culturales. Todos hemos tenido la posibilidad de comenzar a estudiar este idioma desde muy chicos, desde el jardín de infancia, hasta la universidad. Llega incluso el punto en el que quizás, en aras de perfeccionar nuestros conocimientos, nos planteamos la posibilidad de estudiarlo a fondo, pensando incluso hacerlo en un país cuyo idioma nativo sea el inglés.

Entonces se abre una nueva puerta, la de las inseguridades. ¿Qué es mejor? ¿Seguir estudiando el idioma en tu propio país o hacerlo en el extranjero? Ambas opciones son buenas y tienen sus ventajas y desventajas. A continuación nos pasearemos por algunas de ellas.

¿Estudiar inglés en mi propio país?

El separarse de la familia no es tarea fácil. Para algunos el proceso de desprendimiento y separación de sus seres queridos es más complicado, por lo que siquiera asomar la posibilidad de estudiar fuera de tu ciudad, no es una opción. Estudiar inglés en tu propio país te da la posibilidad de que estés en casa, haciendo lo que te gusta: estudiar este maravilloso idioma. Seguramente lo más lejos a lo que llegarás, al apuntarte al curso de inglés, serán unos minutos de distancia de tu hogar. Esto para algunos es una gran ventaja.

Además, está el factor económico. Es mucho más barato hacerlo en tu tierra natal. No repararás en gastos como comida, hospedaje, es decir, nada más allá del costo del curso en sí. Es mucho más asequible apuntarte a un curso en tu propia ciudad que hacerlo en el extranjero.

También está el hecho del papeleo y trámites legales que debes hacer para poder sacar la visa de estudiante, o permiso para estudiar en el exterior. Para algunos puede ser un asunto muy engorroso, y los ata ante el hecho de arriesgarse a la aventura.

Ahora bien, las oportunidades y capacidades de desarrollar el idioma que podrás aprender en un curso en tu ciudad, a casi un nivel nativo, no serán las mismas a aquellas que definitivamente podrás adquirir al hacerlo en el extranjero.

Entonces, ¿me voy?

Las ventajas de hablar al nivel de un angloparlante sólo las podrás adquirir al interactuar y escuchar a nativos, en su entorno habitual. Estarás aprendiendo inglés todo el día, todos los días, aún cuando no estés en el aula de clases. Desde ir a la tienda de víveres, al restaurante, en el cine, o hasta para preguntar una dirección, estarás inmerso en el idioma, y eso te obligará casi sin darte cuenta, a desenvolverte con soltura y sin miedos.

Si bien el gasto económico será mayor, la relación costo / beneficio es sin duda la más grande ventaja de ir a estudiar en el extranjero. Además, el crecimiento personal que esta experiencia representa no tiene precio. Y aunque vivir solo no es sencillo, podrás afrontar cualquier reto que se te presente en el futuro; te convertirás es una persona más responsable, consciente e independiente; ampliarás tus horizontes y te sumergirás en muchas culturas a la vez.

Sin dejar de lado el hecho de que conocerás lugares fascinantes y, como muchos hacen, viajar y conocer países fronterizos en un viaje de mochilero. Esto hará que tu visión del mundo se amplíe y podrás empaparte de costumbres alucinantes.

Indudablemente estudiar inglés en el extranjero es la opción que más nos gusta, ya que una temporada en un país como Irlanda, por ejemplo, hará que avances mucho más rápido en el estudio del idioma, y constituirá una enriquecedora experiencia.

En KIWING te acompañamos a lo largo del proceso, desde el momento en el que decides emprender esta aventura. No dudes en contactarnos a través de nuestra dirección de correo kiwingcontact@gmail.com y unirte a nuestro fanpage de Facebook para mayor información. Somos KIWING, Your Language Adventure.

¿Cómo puedo obtener visa para trabajar en Irlanda?

Los latinos son, han sido y serán siempre bienvenidos en Irlanda. Son una fuerza cultural con mucho poder y que ha dejado huellas positivas en la Isla Esmeralda. Muchos llegan a estudiar con el próximo deseo de también trabajar en Irlanda. Pero, ¿cuáles trámites debe seguir el emigrante que está deseoso de un puesto de trabajo?

Primero que nada, hay que separar los grupos. Los migrantes europeos, que no necesitan visa para trabajar en Irlanda, sólo cumplir con determinados requisitos y contar con algunos documentos. Y luego están los que constituyen la mayor oleada: los latinos.

Si eres latino, también puedes lograr una visa para trabajar en Irlanda. Los latinos deben tramitar un permiso de trabajo, y seguir las normas y procedimientos legales que establece el país en aras de conseguirlo.

Primero que nada, si eres estudiante podrías trabajar en Irlanda legalmente siempre que estés estudiando en un instituto o curso aprobado por el Estado y su Departamento de Educación y Ciencia. De esta forma, podrás trabajar tiempo parcial, lo que constituye 20 horas semanales y tiempo completo cuando estés en período de vacaciones. Es importante acotar que esta modalidad de trabajo aplica sólo si vas a Irlanda a estudiar por un período superior a los tres meses. Si tu estancia es menor a ese tiempo, no podrás trabajar.

Por otro lado, los estudiantes universitarios que hayan obtenido título de educación superior en un período de 12 meses, pueden obtener permiso de trabajo si una empresa le ha ofrecido un puesto que exija a un profesional altamente calificado.

Superado el proceso de entrevistas, y logrado tu objetivo, deberás exigir un contrato laboral para poder aplicar al número en la Welfare Office, u oficina local de asistencia social. Este número será tu identificación irlandesa, y requisito indispensable para laborar.

Ahora bien, si eres un trabajador de alto perfil y logras que una empresa pueda ofrecerte una vacante para trabajar en Irlanda, podrías optar por un permiso de trabajo de dos años o más, según sea el caso. Por supuesto que existe una serie de requisitos sobre esta modalidad, que se debe cumplir para que puedas entrar en esta categoría. Por ejemplo, el puesto debe tener una remuneración anual de  €30.000 o más. Otro requisito es que la oferta de empleo haya estado vigente por al menos 90 días, antes del momento de cerrar el trato con el empleado.

El pago de los permisos para trabajar en Irlanda no están exentos de impuesto, y tanto el empleado como el empleador deben pagar el proceso. El costo del trámite varía dependiendo de la duración del permiso. Por ejemplo, para trámites de permisos de hasta seis meses, el costo será de €500. Aquellos que sean de seis meses a dos años, costará €1.000.

Por otro lado, puedes optar al Critical Skills Permit, o lo que antiguamente se conocía como la Green Card irlandesa. Cualquiera es elegible para este permiso, siempre que sea para un trabajo cuya remuneración anual sea, esta vez, de €60.000. La oferta de empleo deberá ser por dos años o más, y el pago del trámite de este permiso tiene un costo igualmente de €1.000. El procedimiento se formaliza llenando el formulario web en la sección de Permisos de Trabajo del Departamento de Empleo, Empresa e Innovación, donde además encontrarás los soportes necesarios que deben acompañar la solicitud. Dado el caso de que la solicitud sea rechazada, cuentas con un período de 28 días para pedir la revisión del caso.

Estos son los panoramas más comunes para los cuáles deberás tramitar un permiso o visa para trabajar en Irlanda. Es importante que tengas en cuenta que independientemente de la modalidad, en todos los casos una vez estés empleado contarás con todos los beneficios y derechos que cualquier trabajador en el mercado laboral irlandés, sin importar tu nacionalidad. Esto significa que debes tener derecho a un contrato laboral, y un salario justo y a la par con otros similares.

Nos gustaría conocer tu experiencia buscando trabajo en Irlanda, ¡déjanos un comentario! También, puedes suscribirte a nuestro fanpage de Facebook, para mayor información. Somos KIWING, Your Language Adventure!

10 cosas que extrañamos los mexicanos en Europa

Bien lo dice el dicho anglosajón, home is where the heart is (el hogar es donde está el corazón). Y no importa qué tan lejos se estés de casa, la nostalgia por lo propio nunca se va. A los mexicanos en Europa también nos pasa, por supuesto. Porque cuando se deja la tierra natal para ir a buscar nuevas y emocionantes oportunidades personales y profesionales, es inevitable extrañar lo autóctono.

Los mexicanos en Europa extrañamos desde las tortillas que no se rompen hasta la señora que barre el patio de casa temprano por la mañana, y sin más te da siempre los buenos días. O los días de mucho frío, para arroparse hasta el cuello con un chocolate caliente en mano; o los días de mucho calor, que se combaten perfectamente con una agua fresca.

Aunque el viejo continente ha arropado siempre a los “manitos”, los mexicanos en Europa añoramos nuestra tierra, mucho más de lo que nos gusta admitir.

A continuación, una lista de las 10 cosas que extrañamos lo mexicanos en Europa, y con las cuales seguramente te sentirás muy identificado:

  1. La familia y los amigos: y aunque suene cliché, es la verdad. Si bien esto es así, sea de la nacionalidad que seas, el mexicano en particular suele ser muy familiar y amiguero. La buena noticia es que tu familia siempre estará a tu lado y los buenos amigos siempre serán tus amigos, sin importar el lugar del mundo donde te encuentres.
  2. La comida: ¡por supuesto que sí! Sólo un verdadero mexicano sabe que ese taco que se está comiendo en un picnic en Phoenix Park o en Trafalgar Square, no es verdaderamente un taco. Así encuentres un mercado especializado donde puedas adquirir esa auténtica comida maravillosa, el sabor a lo regional nunca será igual. Además que estando fuera de México, terminarás extrañando aquello que quizás no te gustaba tanto cuando vivías allá.
  3. El clima: en México tenemos el clima perfecto, si lo comparamos con las tan marcadas estaciones europeas. Es el balance perfecto entre el frío y el calor. En el invierno hay sol, aunque esté muy frío, y en la época más calurosa no serás un pollo asado.
  4. Las fiestas: nunca escasean los motivos para hacer una, nunca. Cualquier pretexto es bueno para armar una buena pachanga, y eso lo vas a extrañar mucho. No sé si sean siempre las mejores fiestas, pero sí es cierto que ganas nunca nos faltan.
  5. El buen humor: la picardía mexicana es única. ¿Quién no está siempre listo para un albur? Además, poder bromear en tu propio idioma, con gente que sabe perfectamente de qué estás hablando, no tiene precio.
  6. Los “antojitos” de la calle: los puestos callejeros no tienen comparación. Bien sea para hacer una parada luego de una noche de juerga, o para matar el hambre en el camino, los puesto de street food en México son únicos y de lo más variados.
  7. Hacer amigos con facilidad: la familiaridad con la que los mexicanos nos relacionamos con los otros, difícilmente se encuentra en otros lugares, particularmente en Europa. El mexicano siempre ha sido muy sociable por naturaleza, y eso no se encuentra tan fácil.
  8. El picante: sí, hay mucho de comida en este conteo, pero acaso ¿no es verdad? Extrañamos poder echarle picante a todo, y no sólo aquello que tradicionalmente lo lleva. Para nosotros el picante lo es todo, y va en todo. De cualquier forma, y en cualquier presentación: chiles asados, salsas, etc.
  9. Los vendedores: seguramente en México no los soportamos, pero basta que estemos fuera para extrañarlos. En Europa nadie va hasta tu casa a venderte cosas, o escuchas a la gente en la calle pregonando sus servicios o productos a todo pulmón. Sin lugar a dudas, hace falta.
  10. Hablar tu propio idioma: lograr una comunicación profunda hablando otro idioma es algo que conlleva tiempo y práctica, por lo que extrañar hablar español, no sólo con colegas de otros países iberoamericanos, sino poder hablarlo en todos lados, es algo que vas a extrañar. Hablar en tu propio idioma encierra muchas cosas que nos hacen sentir una gran nostalgia por nuestro país: es la idiosincracia, el humor, las similitudes culturales, entre muchas otras.

¿Eres uno de los tantos mexicanos en Europa? ¿Qué otras cosas extrañas de nuestro hermoso país? Déjanos tus comentarios y no olvides suscribirte a nuestro fanpage de Facebook, donde compartiremos más experiencias: www.facebook.com/kiwinglanguage/.

¿Puedo trabajar en Irlanda sin saber inglés?

Una de las preocupaciones de los que viajan a Irlanda para estudiar es conocer si podrán trabajar sin saber inglés. Si bien es cierto que su viaje es para aprender el idioma, no se debe despreciar el hecho de que en este país puedas trabajar y estudiar al mismo tiempo, bajo ciertas condiciones. Así que definitivamente es una oportunidad que debes aprovechar desde el primer momento.

Entonces, ¿es posible lograr conseguir un trabajo en Irlanda sin saber inglés? La respuesta sí, lo puedes conseguir. Basta con saber dónde buscar. En el país verde no es imposible trabajar sin conocer esta lengua ya que existen posibilidades variadas.

Lo primero que debes hacer es acomodar tu resumen curricular. Quizás tengas títulos y reconocimientos y seas una persona con mucha experiencia en tu profesión, pero para los empleos en los que puedes conseguir vacantes sin saber inglés, probablemente esto no te servirá de mucho. ¿Por qué? Simplemente por el hecho de que si no sabes inglés, lo más probable es que debas buscar en pubs, bares, restaurantes, hoteles, tiendas comerciales, entre otros. Por eso, debes simplificar tu CV y colocar allí tus habilidades y destrezas que serán propias del empleo que estás buscando.

¿Por dónde comenzar? Si bien Internet es una gran plataforma para encontrar variedad a sólo un clic de distancia, no es el único método. Generalmente hay que aplicar la “vieja escuela”: salir a la calle. Imprime muchas copias de tu CV y entrégalas personalmente. Si logras hablar con el encargado, puede que te haga la entrevista en el mismo momento, así que también debes estar preparado para este escenario.

Un gran consejo es que no te quedes en tu zona de confort. Así como tú, hay muchos más que también está ávidos de un trabajo y están buscando lo mismo. A todos nos gusta trabajar a cinco minutos de casa, pero inicialmente deben hacerse sacrificios y es recomendable buscar un poco más lejos, en las afueras de las ciudades. Te sorprenderá conocer la variedad de ofertas que están disponibles.

En la mayoría de estos trabajos, no estarás de cara al público, ya que al no requerir un nivel alto de inglés, estarás puertas adentro con otros empleados. Sin embargo, hay empresas que brindan oportunidades y puede que te contraten para estar durante algún tiempo de cara al público, de manera que la conversación no sea muy técnica, y seas un esponja para aprender y practicar el idioma.

Otro lugar en el que puedes buscar trabajo sin saber inglés, es en casas. Existen muchas familias que contratan extranjeros para cuidar a sus niños. También, está la opción de dog Walker (paseadores de perros); de perchero, recogiendo abrigos en locales y restaurantes; de publicidad humana, que abarca desde repartir periódicos con publicidad de algunos locales, hasta llevar puesto algunos anuncios publicitarios.

Independientemente del tipo de empleo que encuentres, lo más importante es tener siempre una actitud positiva y muchas ganas de trabajar. Esto se verá reflejado en la cantidad de tiempo que tardes en conseguir empleo y en la calidad del mismo.

Sácale el máximo provecho a tu viaje y a tu experiencia. Únete a nuestro fanpage de Facebook, y forma parte de la comunidad de kiwers.

¿Qué nivel de inglés necesito para trabajar en Irlanda?

Seguramente en más de una oportunidad te habrás preguntado si es necesario saber inglés para trabajar en Irlanda, ya que probablemente piensas ir a la Isla Esmeralda para estudiar, pero también quieres disfrutar la aventura completa de hacer las dos cosas en simultáneo.

Como muchos de los estudiantes que visitan el país para estudiar y que quieren trabajar en Irlanda, la mayoría llega con un nivel muy básico, o incluso en algunos casos ningún dominio del idioma en lo absoluto. Como tú, ellos viajan para aprender y a las primeras de cambio no necesitan un trabajo muy especializado que les demande un alto nivel de inglés. Sin embargo, y aunque es posible comenzar a trabajar en Irlanda con un conocimiento mínimo de inglés, es importante estar familiarizado con al menos un glosario de términos para poder tener éxito en tu labor.

Para comenzar a trabajar en Irlanda, con un nivel de inglés bajo, los mejores trabajos son de niñera o de kitchen porter. Son trabajos que requieren un esfuerzo menor en en cuanto a la cantidad de interacción con otros necesaria y de desarrollo de conversación, con respecto a otros tipos de empleos. La gran ventaja del primero es que en muchos casos incluyen alojamiento, pero suele ser muy demandante y no te deja demasiado tiempo libre. Es importante acotar que son los trabajos más demandados y por ende suelen haber pocas vacantes, por lo que no está de más ir bien preparado a la entrevista.

Si tu nivel de inglés es intermedio puedes subir un poco la barra sobre qué tipo de empleo buscar. Los ideales para ti serán trabajos como bartender, cajeros, recepcionistas, atender en tiendas, e incluso trabajos de calle como repartir folletos, hacer promoción a alguna tienda, etc.

Y al al tener tiempo estudiando inglés, considerarás que te encuentras en un nivel más alto, bien sea porque así lo reflejan los resultados en tu curso o porque vas ganando cada vez más confianza en tu interacción con los demás, por lo que es hora de pasar a un trabajo mejor. Con un buen Curriculum Vitae, y una preparación adecuada del idioma, puedes conseguir empleo en cualquier empresa que esté dentro de tus intereses; incluso puedes ser el gerente o encargado de algún local, hasta de aquel en el que comenzaste como kitchen porter o cajero.

Todo dependerá del grado de preparación y de las ganas que le imprimas a conseguir el equilibrio perfecto entre tus estudios de inglés y tu trabajo soñado. Recuerda que estos trabajos son momentáneos, una vez que tiengas dominio del idioma puedes buscar una actividad más retadora. Justamente para eso está el curso de inglés que estás realizando, para ir avanzando progresivamente.

En KIWING te ofrecemos educación y cursos de calidad, que te acompañarán en tu aventura de estudiar y trabajar en Irlanda. Si deseas conocer más de nosotros puedes visitar nuestra fanpage de Facebook: https://www.facebook.com/kiwinglanguage/ o escribirnos a nuestro correo electrónico kiwingcontact@gmail.com. Somos KIWING, your language adventure.

5 razones que te harán querer saber inglés a la perfección

El español es el idioma más hablado en todo el mundo por número de habitantes, por encima del mandarín, e incluso muy encima del inglés. Entonces, podrías preguntarte ¿por qué es importante saber inglés, si ya domino el español? Pues, principalmente porque aprender un idioma extranjero, además del nativo, es una necesidad primordial actualmente.

El inglés es la herramienta con la que se mueve el mundo día a día. Está en cualquier lugar al que miremos, y saber inglés nos hace verdaderamente partícipes de lo que ocurre a nuestro alrededor, independientemente de en cuál lugar nos encontremos. Y no solamente en cuanto a la música que escuchamos, o las películas que vemos. Saber inglés nos involucra más en el acontecer noticioso mundial; está presente en todas las redes sociales en las cuáles hacemos vida digital, y es una herramienta que definitivamente nos permite comunicarnos con los otros.

Si a pesar de todo lo anterior, aún crees que saber inglés no es fundamental, a continuación podrás conocer cinco razones por las cuáles es importante saberlo a la perfección:

1. Viajes Increíbles

Imagina por un momento que puedes viajar al lugar que prefieras, en cualquier parte del mundo, y no tendrás problemas para comunicarte. Esto será posible al saber inglés porque es una lengua que se habla en los cinco continentes, y lograrás hacerte entender con mucha facilidad. ¿Cuántas veces has escuchado, quizás a algún amigo o colega, que se limita a visitar tal o cual lugar simplemente por el hecho de que no se siente cómodo comunicándose en inglés? Seguramente para ti, que deseas dominarlo a la perfección, no será una barrera.

2. Conocer otras culturas

Es muy emocionante conocer gente nueva y comprender costumbres. Te abre los ojos a un mundo que está a tu alcance y del que puedes percatarte si tienes la herramientas suficientes para verlo.  Además, es una forma de descubrirte como individuo, y reconocer más lo propio al comenzar el intercambio con otras culturas.

3. Superación personal

Definitivamente saber inglés a la perfección hará que te sientas mucho más motivado y a gusto al momento de participar en conversaciones en ese idioma. Sentirás mucho orgullo cuando veas que lo puedes dominar a un excelente nivel y hacerte entender con mucha gente. En la medida que lo entiendas mejor y enriquezcas tu vocabulario, ganarás mucha más confianza.

4. Formación y Educación

Saber inglés te da acceso a una mejor educación y a una formación de calidad, con respecto a aquellos que no lo dominan por completo. Es importante para tener acceso a información actual y completa ya que la mayoría de los textos especializados que puedes consultar para complementar tu formación, bien sean científicos, académicos o tecnológicos, están escritos en inglés.

5. Encontrar un mejor empleo

Tener un mejor trabajo está estrechamente ligado con lo anterior. Al tener una mejor educación puedes tener acceso a un trabajo de mayor nivel, y en la actualidad las empresas valoran mucho el hecho de que sus empleados tengan una completa formación en un idioma extranjero, siendo el inglés el más valorado. Además de que, aprender inglés perfectamente y agregarlo como un gran plus a tu Curriculum Vitae, podrá hacer que tu situación laboral mejore notablemente ya que te permitirá competir con otros profesionales y optar a un puesto de trabajo en grandes multinacionales u organizaciones internacionales, cuya lengua franca sea el inglés.

No le des la espalda a aprender cosas nuevas. Como verás, el inglés es una herramienta que te puede ayudar en muchos aspectos y situaciones de tu vida. En KIWING nos gustaría acompañarte en la aventura de perfeccionar tu inglés. Además de estas, ¿cuáles son tus razones? Puedes visitarnos en nuestro fanpage de Facebook, y dejarnos tus comentarios e impresiones. Únete a nuestra comunidad de kiwers: www.facebook.com/kiwinglanguage .