¿Cómo vivir en Dublín sin gastar mucho dinero?

Siempre es difícil la decisión de viajar y residir en otro país. Especialmente si eres estudiante, muchas dudas sobrevienen especialmente en cuanto a dinero y supervivencia se refiere. Los gastos al inicio son elevados, y el más mínimo ahorro puede significar la diferencia entre permitirte llegar al fin de mes, o no.

La recomendación principal que siempre se da es que al momento de tomar la decisión de viajar, puedas llevar contigo los fondos suficientes para así tener seguridad y estabilidad al menos los primeros seis meses de tu estadía. En un lugar como Irlanda, siendo estudiante tienes la posibilidad de trabajar inicialmente durante media jornada, pero debes estar preparado porque encontrar trabajo, para muchos, puede significar una labor de días o semanas, y costear tu estancia mientras esto sucede, es vital.

Ahorrar en vivienda

Si bien vivir en Dublín no resulta tan costoso como en Londres o París, los gastos de vivienda y demás servicios son más elevados que en cualquier otra ciudad de Irlanda. Una buena forma de ahorrar dinero en vivienda es buscar una casa o piso compartido, ya que podrás dividir el pago de las facturas de los servicios básicos con tus demás compañeros.

Sin embargo, el lugar que escojas para vivir será determinante al momento de ahorrar verdaderamente o no. La zona de la ciudad que elijas, la cantidad de personas con las que compartas casa, determinará la renta mensual, la cual puede variar entre los €300 o €1000 mensuales.

En el caso de la ubicación, en Dublín los barrios que están más al norte son más pobres en comparación con los de la zona sur, por lo que vivir en este sitio puede resultar más caro. Pero existen excepciones, ya que hay distritos de la zona norte que son muy tranquilos y agradables, por lo que debes estar informado antes de decidir en cuál zona de la ciudad podrás costear una vivienda.

Una opción siempre será trabajar a cambio de hospedaje y comida, que significa una forma mucho más efectiva de ahorro. Por ejemplo, trabajar como niñera, o tal vez en las zonas más rurales laborando en granjas de temporada.

Comidas y enseres

Al llegar a una ciudad nueva, y vivir solo por primera vez, hace que quizás el asunto de la comida se nos pueda salir de control. Comprar en el primer supermercado que veamos, o gastar más de lo que necesitamos, puede ser contraproducente en cuanto a la salud de nuestro bolsillo se refiere.

La primera recomendación es realizar las compras semanalmente, para saber exactamente qué vas a necesitar, y no comprar más. Los sitios de compras de víveres más económicos en Dublín son Lidl, Aldi y Tesco. Sus precios son más bajos comparados con otras cadenas, y suelen tener siempre muchas ofertas.

Otra opción es comprar en mercadillos de calle las frutas y verduras. Suelen ser mucho más frescas, y las consigues a mejores precios que en el supermercado. De hecho, en Dublín el mercado más popular está ubicado al norte, en Moore Street, y es muy popular entre locales y visitantes.

Por otro lado, si la hora de la comida te toma en la calle, y no puedes esperar a llegar a casa, se puede ahorrar también comprando en cadenas de comida solidarias. Por ejemplo en Spar y Centra venden comida preparada, a buen precio, y están ubicadas por todo Dublín.

¿Y el transporte?

En transporte también puedes ahorrar mucho, especialmente si vives en el centro de la ciudad, ya que a muchos lugares podrás llegar a pie. Viviendo más hacia la periferia, conviene adquirir una student card ya que como estudiante puedes tener descuentos en los tickets de bus y tren. Rentar una bicicleta también resulta muy económico, y puedes comprar un pase anual en DublinBikes, y ahorrar mucho más.

Para vivir en Dublín sin gastar mucho dinero lo principal es organizarse y saber administrarse. Si bien debe haber espacio para el ocio, la diversión y el esparcimiento, mientras vivas de tus ahorros hasta encontrar un empleo, debes saber rendir tu dinero para poder vivir cómodamente.

Comparte tus recomendaciones en nuestro blog y únete a nuestra fanpage de Facebook. Somos KIWING, Your Language Adventure.

¿Cuánto puedo ganar si me voy a trabajar en Irlanda?

El nivel de vida en Irlanda ha variado los últimos años. Tras una recesión que mantuvo en vilo al país hace mucho tiempo, aquellos que buscan trabajar en Irlanda actualmente ven la posibilidad de conseguir buenos empleos, gracias a la oleada de empresas transnacionales que se han ubicado en el país, y de la inversión extranjera que ha crecido considerablemente.

Sin embargo, para aquellos que se deciden por el país verde de Europa como lugar de residencia temporal, están en todo el derecho de preguntarse si lo que ganarán si van a trabajar en Irlanda podrá ser suficiente para vivir. La respuesta a esto es que depende: del trabajo, de tus condiciones y de qué tan dispuesto estés de esperar por el escaño laboral que deseas alcanzar.

Trabajar en Irlanda siendo estudiante

Como hemos comentado anteriormente, los estudiantes que cursen estudios de inglés en Irlanda, por un mínimo de seis meses, pueden trabajar media jornada, o lo que es igual 20 horas semanales. De acuerdo con el salario mínimo actual, la hora trabajada en Irlanda es de €9.15, por lo que un empleo de medio tiempo puede significar ingresos mensuales de €700, y el doble por un trabajo a tiempo completo (40 horas mensuales).

Ahora bien, si no tienes mucha experiencia, o si eres estudiante, los empleos más comunes que podrás conseguir al trabajar en Irlanda son en bares o pubs, donde también gracias a las propinas este ingreso mensual puede ser ligeramente mayor. Otras opciones serían en hoteles, repartiendo periódicos y volantes de publicidad, paseando perros o como niñeras.

Trabajos especializados    

Por otro lado, si tienes un nivel de inglés más alto, como extranjero y con los debidos permisos y visas, con un poco de suerte y mucha búsqueda, podrás encontrar un empleo desempeñando una labor más especializada, en alguna empresa o industria del ramo al que pertenezcas. En este punto la remuneración cambia, puesto que ya eres mano de obra técnica y no obrera.

Para tener una idea más específica de hasta dónde puede llegar tu remuneración, consulta el índice de honorarios por profesión en Irlanda, en el sitio web PayScale, que saca el promedio de salario anual, de acuerdo con la profesión que se consulte. Por ejemplo, un Ingeniero de Software Senior puede llegar a ganar €57.000 anuales y un Administrador, €25.000.

Viendo lo anterior, cabe entonces preguntarse: ¿es rentable entonces trabajar en Irlanda? Para ayudarte a sacar tu propia conclusión, y ofrecer luces sobre gastos actuales, a continuación en el siguiente gráfico tendrás una relación de ingresos básicos, con los egresos más comunes, como gastos de vivienda, comida, transporte, etc.

Salario Mínimo promedio

Sueldo Mínimo €9.15 (hora) 20 Horas (medio tiempo) €700 40 horas (tiempo completo) €1400

Gasto mensual promedio

Cama en habitación compartida €260 a €300
Habitación individual en casa compartida €310 a €490
Habitación doble en casa compartida €650 a €800
Apartamento tipo estudio €700 a €1000
Comida al mes por persona €130 a €180
Precio de plato en restaurante (económico) €6 a €12
Entrada al cine €10
Transporte €60 (Dublin Bus)
Servicios (electricidad, calefacción, internet) €120

(elaboración propia, 2016)

Conociendo todas estas variables, y el ingreso aproximado que puedas generar es más sencillo conocer realmente cuánto podrías ganar para poder vivir en Irlanda, si vas a trabajar. ¿Crees que este post te ayudó a conocer lo que puedes ganar si vas a trabajar en Irlanda? ¡Déjanos tus comentarios! Conviértete en un KIWER dentro de nuestra comunidad. Somos KIWING, Your Language Adventure.

¿Cómo sé qué curso en inglés se adapta a mis necesidades?

Irlanda recibe año tras a año a miles de personas interesadas en realizar un curso en inglés. Estudiantes de todo el mundo encuentran en la Isla Esmeralda las ciudades ideales para estudiar uno de los idiomas más hablados en todo el mundo.

Pero ante la avalancha de ofertas y opciones, una gran duda asalta a ese estudiante inquieto y ávido por aprender más de este fascinante idioma: ¿cuál curso en inglés es el ideal para mí? Si este es tu caso, lo primero que hay que hacer es identificar tus necesidades, y conocer realmente para qué quieres estudiar inglés.

¿Cuál curso en inglés necesito?

Bien sea porque ya tienes un nivel básico en el idioma y quieres perfeccionarlo; que necesites prepararte para sacar un certificado internacional de suficiencia del inglés; que tengas la intención de estudiar en un campus y necesites presentar una prueba de ingreso a una universidad en el exterior; o que seas un profesional y quieres elevar el nivel de tu inglés a uno mucho más técnico. Muchas son las opciones y sólo tú puedes conocer cuál es el curso que necesitas para poder completar tu formación.

¿Cómo sé qué curso en inglés se adapta a mis necesidades?

Tipos de cursos según tus necesidades

Como mencionamos anteriormente, cada uno de los alumnos que busca estudiar inglés en el extranjero lo hace con un fin. A continuación, listamos los cursos más comunes para que identifiques cuál de ellos necesitas para estudiar o mejorar tu inglés:

  • Curso Básico: comúnmente requerido en programas de verano, ofrece aproximadamente 20 lecciones a la semana, combinadas entre mañana y tarde, y el principal objetivo es ayudarte a desarrollar tu comprensión del inglés en situaciones cotidianas.
  • Curso General: suele ser más largo, dependiendo del tiempo que puedas invertir para avanzar en cada nivel. Puede llegar hasta las 50 semanas de clase (casi un año) y el propósito es que a lo largo de ese tiempo puedas ir avanzando y subiendo de escalón, en la medida que progresas en tus lecciones. En este curso se trabajan las cuatro destrezas básicas: reading, listening, writing y speaking (leer, escuchar, escribir, y hablar).
  • Curso Intensivo: es ideal para aquellos que necesitan aprender con urgencia, bien sea por necesidad académica o laboral. El propósito es lograr escribir y hablar con confianza en el menor tiempo, y para ello verás clases en la mañana y en la tarde. En algunas escuelas este curso se dicta de uno a uno con el profesor, o en grupos muy reducidos para lograr que el profesor se centre al máximo en tus necesidades.
  • Curso para profesionales: es un curso de inglés específico, diseñado para aquellos profesionales que quizás conozcan ya el idioma, pero necesitan ampliar su vocabulario o tengan dificultad para desenvolverse en determinadas situaciones laborales. Realizar un curso así de técnico puede significar la posibilidad de encontrar un mejor trabajo en el extranjero, agregar valor a tu currículum o incluso ascender de posición en tu trabajo actual. Las opciones son muy variadas: Business English, Legal English, Medical English, y un largo etcétera.
  • Curso para exámenes específicos: son cursos especializados en los que podrás prepararte para aprobar un examen, bien sea que estés aplicando a una universidad en el extranjero, o que necesites un certificado de inglés internacional. Existen cursos de preparación para el IELTS, TOEFL, GMAT, entre otros.

Tanto la duración de cada curso, como su frecuencia (intensivo o interdiario) dependerá también del tiempo que tengas disponible para tu preparación. Fundamental es conocer cuál necesitas para que no tengas que pasar por cursos innecesarios o perder tiempo y dinero. Cada escuela se ocupa en realizar una prueba de nivelación apenas llegues a ella, para ubicarte en el nivel adecuado.

Es común que al contratar a una agencia de idiomas, estos se encargan justamente de indagar el propósito de los estudios que quieras hacer y ubicarte en el curso en inglés que se ajuste a esos requerimientos. En KIWING, sabemos qué es lo que necesitas y somos tu aliado a lo largo del proceso. Puedes contactarnos a nuestro correo electrónico kiwingcontact@gmail.com, y te ayudaremos a encontrar lo que estás buscando.

Únete a la gran comunidad de KIWERS que se aventuraron a realizar un curso en inglés en el extranjero. Suscríbete a nuestra fanpage de Facebook, y comparte con nosotros tus experiencias. Somos KIWING, Your Language Adventure.

¿Cómo es el clima en Irlanda?

Una de las mayores preocupaciones que tienen aquellos que visitan Irlanda, ya sea en plan turista o para vivir una temporada, es el clima. ¿Qué llevar en la maleta? ¿Sombrilla, impermeable o bloqueador solar? Bueno, la respuesta no es tan sencilla ya que en Irlanda hay que estar preparado para todo.

La mayor influencia del clima en Irlanda viene dada por el océano Atlántico, por eso varía tanto en relación con otros países ubicados en la misma latitud. Por esa razón, no hay temperaturas extremas a lo largo de las diferentes estaciones, pero sí muy variables.

“Four seasons in one day”

Esta frase es un clásico entre los habitantes de la Isla Esmeralda porque puedes experimentar las cuatro estaciones en cuestión de horas. Te despiertas con un sol radiante, luego a las pocas horas estás debajo de un torrencial aguacero, y terminas el día observando un atardecer otoñal.

En este sentido, la temperatura media anual en invierno es una mínima de -4°C y una máxima de 11°C, y en verano puede llegar a una mínima de 9°C y una máxima de 23°C. En general, podría decirse que el clima en Irlanda es típico insular y de naturaleza templada.

¿Entonces llueve mucho?

Contrario de lo que muchos piensan, en Irlanda no llueve tanto como se cree. Pero ojo, siempre hay que estar preparados porque en cualquier momento una precipitación puede tomarte por sorpresa.

Los meses más húmedos y con mayores precipitaciones son diciembre, enero y agosto, mientras que abril es el mes menos lluvioso del año. Eso sí, el verano no está exento de lluvias. Tomemos como ejemplo el verano del 2009 en el cual llovió durante 42 días seguidos.

El método más confiable para conocer cómo se comportará el clima es a través el portal oficial de Instituto Meteorológico de Irlanda: Met Éireann. En él monitorean, analizan y predicen el clima de todo el país con alta fidelidad.

Cabe mencionar que las zonas más lluviosas se ubican en las laderas montañosas del sur-oeste. De hecho, existe una medición que estima que en la costa Occidental del país los días de lluvia son dos cada tres días, y en Dublín, un día de lluvia por cada tres.

¿Cuándo ocurren las estaciones?

La primavera comprende los meses de febrero a abril, siendo este último el más agradable. El verano va de mayo a julio en el cual las temperaturas pueden alcanzar los 20°C. Justamente julio y agosto se consideran los meses más cálidos y en ellos el irlandés aprovecha para pasearse al aire libre ante el rayo de sol más mínimo. De agosto a octubre llega el otoño con clima suave y templado, y finalmente, el invierno ve sus picos en los meses de diciembre y enero.

Debido a lo agradable del clima, los meses de verano son los favoritos para aquellos que hacen turismo en Irlanda. Otoño se considera temporada media, mientras que invierno es el mes menos frecuentado a pesar de encontrar uno que otro día soleado y despejado.

¿Qué ropa debo usar?

Esta es otra de las preocupaciones más grandes que tienen los que visitan Irlanda. Como lo hemos discutido, es fundamental saber que el clima varía constantemente por lo que lo principal es acostumbrarse y estar prevenido. En invierno no puede faltar un buen abrigo y botas de lluvia o zapatos impermeables.

En verano, ropa cómoda y fresca es lo recomendable, sin embargo, siempre se debe tener a la mano un suéter e impermeable. Nunca hay que olvidar el protector solar, ni siquiera en los días de invierno, ya que si sale el sol, lo hará con fuerza.

Hablar del clima es una de las actividades favoritas del irlandés ya que sus constantes cambios hacen que se lo tome con humor. Al final, si la lluvia te toma por sorpresa, siempre se puede esperar a que pase el chaparrón en un pub.

Y a ti, ¿qué es lo que más te sorprende del clima en Irlanda? Déjanos tu comentario y únete a nuestra fanpage de Facebook. Somos KIWING, Your Language Adventure.

¿Trabajar en Irlanda sin pagar por alojamiento?

El viajero o persona que desee trabajar en Irlanda siempre puede encontrar más opciones de hospedaje además de hostales o posadas. Para todos aquellos aventureros que están ávidos de nuevas experiencias y aprender de diferentes culturas, sepan que pueden encontrar una forma de ahorrar dinero al mismo tiempo que aprenden una nueva tarea.

Cada vez se hace más popular la modalidad de trabajar a cambio de alojamiento y comida. Son varias las labores y plataformas disponibles para poder realizarlo de manera confiable y segura. Desde el voluntariado hasta au pair, son muchos los trabajos que puedes encontrar y la buena noticia es que en Irlanda están disponibles para que, como el mejor de los trotamundos, te llenes de una de las culturas más ricas y apasionantes de Europa.

Trabajar en Irlanda como au pair

Si te gustan mucho los niños y quieres aprender un nuevo idioma rápidamente, este trabajo es el indiciado para ti. La modalidad de au pair suele ser mucho más completa que la de niñera ya que las primeras suelen vivir en la casa de la familia que las contrata a cambio de trabajar por determinadas horas al día.

Además de la comida y los gastos incluidos, puedes ganar hasta €9,15 la hora que es lo que vale la hora de trabajo en Irlanda. Sin embargo, las condiciones de este pago pueden variar de acuerdo con lo que ofrezca la familia anfitriona.

Existen varias plataformas a través de las cuáles puedes ponerte en contacto con una familia interesada en tus servicios. Una de las más populares es AuPair World, un portal donde las familias de acogida y las au pairs se encuentran mutuamente sin necesidad de intermediarios.

Voluntariado

El trabajo voluntario siempre nos conecta con lo mejor de nosotros, y si a esto le agregamos que podemos hacerlo fuera de nuestras fronteras, mucho mejor. Cada vez es más común la opción de realizar trabajo voluntario a cambio de alojamiento y comida.

El tiempo de trabajo dependerá de la tarea que se desempeñe y las exigencias de la persona para la cual trabajes. Realizar voluntariado en las zonas rurales de Irlanda es una opción que muy poca gente conoce a pesar de ser muy interesante. Puedes trabajar en granjas ecológicas, albergues, establos, hostales, entre otros.

Uno de los sitios web más populares a la hora de buscar trabajo como voluntario es Workaway. Con más de 17.000 anfitriones activos en alrededor de 155 países (incluida Irlanda) existen muchas opciones para alojarse. Su objetivo es ofrecer voluntariado e intercambio cultural con una oferta variada de donde escoger.

Otra opción es Helpx, cuyo fuerte son las granjas orgánicas, agroturismo, estancias y hasta barcos de vela. En cambio, si te interesa el cultivo ecológico, en WWOOF (World Wide Opportunities on Organic Farms) se encargan de ponerte en contacto con granjas o fincas en Irlanda lo cual es ideal para aquellos que quieren vivir una experiencia completa en contacto con la naturaleza. Para participar como voluntario a través de WWOOF, o ser un wwoofer como suelen denominarse los voluntarios de esta red, únicamente debes ser mayor de 16 años.

Lo importante a considerar en cualquiera de estas modalidades, es que debes especificar un contrato de trabajo antes de llegar al lugar donde vas a desempeñar tu labor para que no existan inconvenientes y puedan establecerse las reglas y normas de trabajo apenas llegues. Esto incluye las horas totales a trabajar por semana, qué comidas están incluidas y las condiciones del alojamiento.

Siempre es interesante vivir una experiencia completa de intercambio cultural, y si además puedes aprender un nuevo idioma, ¡mucho mejor! Cuéntanos dónde te gustaría trabajar en Irlanda a cambio de alojamiento y comida. Déjanos un comentario y además únete a nuestra fanpage de Facebook, y conviértete en un KIWER de nuestra comunidad. Somos KIWING, Your Language Adventure.

¿Cuánto cuesta un curso en inglés?

Los innumerables atractivos de Irlanda la convierten en uno de los destinos más buscados al momento de hacer un curso en inglés. No sólo por la trepidante vida cultural de este país o por sus hermosos paisajes naturales, sino porque representa una opción mucho más asequible que otros destinos dentro de Europa como Inglaterra o Gales.

Pero una de las cosas que más preocupa a los nuevos estudiantes es cuánto costará su curso en inglés. Y es que además de prever el costo de estadía, comidas y el colchón económico con el que puedan mantenerse hasta que consigan trabajar, deben considerar el pago del curso.

Escuelas hay muchas y a diferentes precios, lo fundamental es buscar una que te ofrezca un buen programa académico y cuenta con buena credibilidad. Recuerda que no sólo estás pagando por tus clases, pagas por buenas instalaciones, recursos educativos óptimos, atención personalizada, capacitación para atender a estudiantes de diversos lugares del mundo y un buen ambiente de estudio.

 ¿Cuánto puede llegar a costar un curso en inglés?

Si cuentas con el apoyo y la asesoría de una agencia de idiomas, como lo es KIWING, ésta estudiará tu caso y podrá presentarte las escuelas que ofrezcan el curso de inglés que más se aproxime a tus necesidades.

Factores como el tipo de curso, periodicidad y duración, serán determinantes para definir el costo. A continuación, presentamos una lista de escuelas que cuentan con el aval de KIWING para hacer un curso en inglés en Dublín.

Delfin School Of English

Esta escuela tiene sede en Dublín y es reconocida por la calidad de sus cursos y lo bien capacitados que están sus profesores. En ella se pueden practicar actividades deportivas y recreativas y está muy comprometida con sus estudiantes y con la calidad de educación que estos reciben.

El costo de los cursos en Delfin va desde los €60 por el curso de Inglés General por seis horas a la semana, hasta €2,520 por el Curso Intensivo de 20 horas a la semana por 12 semanas. En esta escuela puedes tomar cursos matutinos o vespertinos, intensivos, o de preparación para los exámenes IELTS y Cambridge. Para mayor información, puedes consultar el sitio web de la escuela en su sección de precios.

ATC Language Schools

Con sedes en Bray y Dublín, esta escuela fundada en el año 1973 ha recibido a estudiantes de todas partes del mundo. Con una atmósfera amigable y estimulante, la escuela ofrece un extenso programa de estudios y una variada oferta de actividades culturales.

En ATC Dublín, por ejemplo, los precios abarcan desde los €155 por el curso de Inglés General para adultos durante una semana por 15 horas, hasta €9,030 por el intensivo de 48 semanas de 26 horas semanales. Ofrecen además el servicio de ubicación en casa de una familia anfitriona por €175 o residencia de verano estudiantil por €225.

Atlas English School

Escuela de inglés líder en Dublín que garantiza un progreso constante donde podrás encontrar el curso en inglés que mejor se adapte a tus necesidades de aprendizaje. Posee cursos intensivos y a tiempo parcial, con grupos reducidos y hasta clases individuales.

El costo del curso a tiempo parcial por cuatro semanas es de €140 por dos días a la semana, y el más largo, de 12 semanas de Inglés General “Fluency Intensive”, llega a los €5,580.

Existen muchas opciones, y cursos para cada bolsillo. Si deseas hacer un curso en inglés en Dublín de la mano de KIWING, no dejes de escribirnos a nuestro correo electrónico kiwingcontact@gmail.com para mayor información y gustosamente seremos tu guía en esta mágica aventura. Somos KIWING, Your Language Adventure.

Tips para aprender inglés desde casa

Si llevas rato queriendo aprender un idioma, y deseas aprovechar el tiempo al máximo, te ofrecemos cinco tips para aprender inglés desde casa. Inglés porque es el idioma más estudiado en el mundo y el que te abre muchas puertas, y desde casa porque se acercan las vacaciones y tendremos tiempo libre que aprovechar.

Lo ideal es inscribirse en un curso de inglés y estudiar el idioma de la mano de un experto. Inclusive, es aún más recomendado para aquellos que tienen las ganas y las posibilidades, viajar al extranjero y aprenderlo en un país anglosajón como Irlanda. Sin embargo, ya sea para complementar tus estudios o para prepararte para hacerlo más adelante en otro país, comenzar a practicar desde casa siempre viene bien.

Es por eso que te presentamos estos prácticos tips:

  1. Lectura para mejorar el vocabulario.

Una buena aproximación a un nuevo idioma es a través de la lectura. Procura hacerte con un libro que te guste o te llame la atención y dedícale diariamente 20 minutos de lectura. Verás cómo en muy poco tiempo tu vocabulario se irá enriqueciendo. De hecho, entre más tipos de lectura consumas, como revistas de música, cómics o novelas, dicho vocabulario será aún mayor. Puedes leer el mismo texto tantas veces quieras para descubrir más palabras y el contexto correcto para usarlas. Lo importante es ser constante y no perder el empuje y el ritmo de lectura.

 

  1. ¡Utiliza post-its!

Aunque suene a una idea un poco extraña, puedes utilizar varios post-its y pegarlos sobre distintos objetos y escribir sobre ellos su nombre en inglés. Este ejercicio es muy práctico especialmente para aquellas palabras traicioneras o algunos nombres que simplemente no podemos recordar con facilidad. También puedes escribir frases completas que sean difíciles de memorizar y pegarlas en lugares visibles para que estés en contacto con ellas constantemente y puedas familiarizarte más rápido con su significado.

 

  1. Sácale provecho al Internet.

Internet es prácticamente un mundo de conocimiento si sabemos cómo aprovecharlo. Desde casa puedes unirte a grupos de chats, ver contenido digital en su idioma original como series y películas, escuchar radio en línea de distintas emisoras en inglés o escuchar podcasts de cualquier parte del mundo. Hablando de podcasts, la BBC posee un sitio web dedicado enteramente a ellos sobre una gran variedad de temas que seguramente encontrarás muy divertidos.

 

  1. ¡Escribe!

Cada palabra nueva que aprendas, escríbela en inglés. Puedes hacer la conjugación completa, si se trata de un verbo, o escribir distintas oraciones para familiarizarte con los contextos en los que puedes usarlas. Así mismo, aquellas ideas que tengas, escríbelas en inglés en tu diario o libro de apuntes. Aprender a desarrollar conceptos originales en inglés es un buen ejercicio para irte soltando en el manejo del idioma. Verás que con el pasar del tiempo esas ideas se vuelven más complejas y las podrás plasmar con mayor facilidad.

 

  1. Traza objetivos claros.

Haz un plan de acción, es decir, organízate para saber qué cantidad de tiempo le dedicarás a cada etapa de tu aprendizaje desde casa para que nada se quede por fuera. Además, en tu itinerario podrás incluir una lista de temas en los que quieras profundizar, ya sea porque te generen dudas o porque sientas curiosidad por ellos. De esta forma te sentirás motivado para seguir aprendiendo y practicando el idioma cada vez más.

Con estos tips el tiempo libre en casa será aprovechado de forma diferente. Lo más importante para sacarles provecho son las ganas que tengas de dedicarte a tu aprendizaje. ¡Recuerda que eres el único que puede decidir hasta dónde quiere llegar!

Y tú, ¿qué otro tip conoces para aprender inglés desde casa? Déjanos un comentario y únete a nuestra fanpage de Facebook y sé parte de nuestra comunidad de KIWERS.

Somos KIWING, Your Language Adventure.

Tips para aprender inglés si te hospedas con una familia

Siempre es bueno conocer útiles tips para aprender inglés si te hospedas con una familia en el exterior, justamente porque esta es una de las modalidades más populares y las que recomiendan aquellos que la consideran ideal para lograr una inmersión completa en el idioma.

Ir a estudiar en el extranjero siempre es muy apasionante y nos llena de adrenalina pensar cómo será nuestra experiencia. Sin embargo, al momento de contemplar el tema del hospedaje, puede ser estresante o confuso para algunos. Así que alojarse con una familia de acogida puede ser un alivio ya que prácticamente la transición entre tu hogar y este nuevo estilo de vida será menos traumática. Pero, ¿cómo debo comportarme?, ¿qué esperar de esta nueva familia?, ¿cómo aprender a convivir?. A continuación una serie de tips para aprender inglés si te hospedas con una familia.

  • Adaptarse a las reglas: así como en tu casa hay reglas que debes cumplir, que conoces prácticamente desde que tienes uso de razón, cuando te mudas con una familia en el extranjero debes tener muy presente que también ellos tienen sus propias normas, y que estas quizás sean un poco diferentes a las tuyas. Así que para que tu proceso adaptativo sea lo más amigable posible, es ideal que abraces esta normativa, como por ejemplo: el horario de las comidas, la hora de llegada por las noches, regulaciones de electricidad y demás servicios. Recuerda que por mucho que ellos quieran que te sientas a gusto, lo mejor es aceptar las condiciones para lograr una convivencia amena.

 

  • Intercambio cultural: siempre las familias que se ofrecen para recibir en su hogar a un estudiante extranjero están ávidas por conocer nuevas culturas y costumbres. Una manera de mostrarles cómo es tu lugar de origen, puede ser sorprenderlos con una comida especial típica de tu región, y explicarles cómo la hiciste, de dónde provienen los ingredientes y enseñarles en cuáles fechas se acostumbra a comerlas. Esto además de ayudarte a soltarte más con el uso del idioma, permitirá que se cree una conexión, ya que ellos sabrán más de ti y de tu origen.

Tips para aprender inglés

  • Compartir la casa con otro estudiante, no es mala idea: si se da el caso de que en una misma casa de familia tengas que convivir con un estudiante de otra nacionalidad, puedes ver esto como una gran ventaja. Recuerda que estás estudiando inglés y la idea es que te relaciones lo más que puedas en este idioma. Además de la gramática y conocimientos técnicos que aprendas en el aula de clases, el hospedaje con una familia anfitriona te dará la oportunidad para que ganes soltura y puedas entrenar tu oído con la convivencia. Si a esto también le agregas que estarás con un estudiante francés, alemán o ruso, te verás obligado a que la comunicación sea siempre en inglés para que se puedan entender. Pasarás todos los días hablando horas inglés, y eso no puede ser más que provechoso.
  • La cercanía con la escuela: si logras que la casa de tu nueva familia quede cerca de tu escuela, será una gran ventaja ya que podrás incluso llegar caminando. Sin embargo, normalmente estas familias viven en la periferia de la ciudad, un poco alejadas del centro, donde normalmente se ubican las escuelas e institutos.
  • Ser paciente: debes poner mucho de tu parte, y ser muy paciente. Recuerda que no sólo tú te estás adaptando a tu nueva familia, sino que ellos se están adaptando a su nuevo integrante. Los comienzos siempre son difíciles, pero con mucho esfuerzo y ganas, más temprano que tarde se creará un fuerte lazo y te verás compartiendo con ellos en ocasiones especiales, te incluirán en sus planes de fin de semana y serán parte importante de tu vida y tú de la de ellos.

No dudes que la experiencia de compartir con una familia en el extranjero será por demás enriquecedora. Es una excelente idea considerar este plan, por lo menor durante las primeras semanas de tu estancia en el extranjero. En KIWING podemos asesorarte en todo este proceso si quieres tomar esta opción. Escríbenos a nuestro correo kiwingcontact@gmail.com y gustosamente podemos ser tu aliado en esta aventura. Y tú, ¿conoces otros tips para aprender inglés si te hospedas con una familia? Compártelos con nosotros y únete a nuestra fanpage de Facebook. Somos KIWING, Your Language Adventure.

 

Trabajar en Irlanda siendo extranjero

Existen muchas ventajas al decidir trabajar en Irlanda, incluso si eres extranjero. El ambiente multicultural y la oferta de plazas, junto con la variada gama de oportunidades, lo hacen terreno fértil para echar raíces, bien sea para un plan a mediano o largo plazo.

Además, una de las ventajas es que para trabajar en Irlanda no es necesario un elevado nivel de inglés. Con nociones básicas puedes encontrar un empleo que se complemente con tus estudios del idioma. Porque además, si estudias, puedes trabajar legalmente.

Ahora bien, aunque en Irlanda hay posibilidades, también existe mucha competencia. Si bien es cierto que muchos de los extranjeros que buscan mejor calidad de vida, tienen la posibilidad de encontrar en Irlanda un trabajo en su sector, el mercado es muy exigente por lo que hay que estar dispuesto a trabajar duro.

¿Cómo puedo trabajar en Irlanda?

El lugar clásico para buscar empleo, es la prensa. Existe una variedad de periódicos gratuitos donde podrás encontrar una buena cantidad de ofertas. Por ejemplo, en su afán por captar nueva fuerza de trabajo foráneo, el gobierno irlandés a través de su oficina local de servicio de empleo público (FAS, por sus siglas en inglés), puso en circulación una publicación llamada Jobs Ireland, que está disponible en embajadas y se distribuye en feria de empleos.

Trabajar en Irlanda siendo extranjero

Igualmente puedes recurrir a buscadores de empleo en línea, como Irishjobs.ie; presentar tu candidatura personalmente en la empresa en la que estás interesado o en aquel lugar donde conoces que puedan requerir personal con tu perfil; también una opción son las agencias de reclutamiento. Éstas pueden lograr ponerte en contacto con diversas empresas y te facilitan el proceso incluso ayudando con los trámites para la residencia en el país. Estas son las herramientas más usadas por aquellos que desean trabajar en Irlanda.

Salarios en Irlanda

El salario mínimo subió el 5,8% el último año en Irlanda, ubicándose en el 2016 en €9,15 la hora de trabajo. De esta manera, una persona que trabaje 40 horas mensuales, o tiempo completo, podrá alcanzar una remuneración al mes de €1400, y aquellos que obtengan un empleo de medio tiempo, o 20 horas semanales, están llegando a la cifra de €700.

Ahora bien, en trabajos más cualificados la cifra puede llegar o superar los €1800, y un dato importante es que dependiendo del tipo de trabajo que tengas, el pago puede ser semanal, quincenal o mensual.

Sectores productivos

Durante los últimos años ha habido un cambio en la economía irlandesa. A raíz de ello se han beneficiado sectores como la industria y los servicios, encontrándose en ellos gran variedad de vacantes de trabajo.

También, empresas de comunicaciones, software y electrónica son grandes plazas para trabajar en Irlanda, por ser este país sede de importantes transnacionales como Google, Apple, Accenture, Facebook, entre otras.

Existen igualmente los trabajos estacionales, que ven en el turismo y en la agricultura sectores con oportunidades. En verano, la industria hotelera y de restaurantes presenta un alza en sus ocupaciones por lo que requieren de más personal para cubrir la demanda de turistas. Durante la primavera las granjas necesitan trabajadores para la siembra y en otoño para la recolección de cosechas, así que allí de seguro habrán vacantes disponibles.

En Irlanda hay muchas opciones y lo más sabio en considerar tus intereses y tomar la decisión más apropiada para ti. Las posibilidades de éxito están allí, sólo hay que intentarlo, independientemente de dónde vengas. Cuéntanos, ¿trabajas en Irlanda, de dónde eres, cuál es tu historia? Déjanos un comentario y únete a nuestra fanpage de Facebook para que formes parte de nuestra comunidad. Somos KIWING, Your Language Adventure.

¿Cuál es la forma de transporte más económica en Irlanda?

Una vez que nos mudamos a un lugar desconocido, y debemos adaptarnos a una nueva rutina, nos preguntamos de qué forma podemos llegar a tal o cual lugar, cuál es la manera más económica de viajar, y si la ciudad es cómoda para usar autobús o incluso la muy ecológica bicicleta.

Justamente porque cada ciudad es distinta, usar un determinado medio de transporte puede significar la diferencia entre ahorrar mucho y el derroche innecesario; o llegar a tiempo o no al trabajo, el instituto o a una reunión con amigos.

En Irlanda, como buen país europeo, hay varios medios de transporte de los cuales se puede hacer uso, y en términos generales funcionan muy bien a la hora de desplazarnos por el país. Pero, ¿cuál es el más económico? A continuación resumimos los más utilizados por los irlandeses y sus costos estimados.

Viajar en auto, un lujo a veces innecesario

Si estás en Dublín, por ejemplo, y vives en el centro de la ciudad, el uso del auto puede resultar innecesario, ya que el sistema de transporte comunica perfectamente el centro con los alrededores. Tener un automóvil será más útil si vives en la periferia.

Como novato conduciendo en el Reino unido, es importante que sepas que en Irlanda se hace del lado izquierdo, con el volante a la derecha, así que aunque es relativamente rápido acostumbrarse, requiere de práctica y si estás en el centro de la ciudad el ritmo puede ser un poco trepidante al momento de aproximarte por primera vez a la calle con esta novedad.

¿Cuál es la forma más económica de transporte en Irlanda?

Necesitas, por supuesto, de un carnet válido para conducir, o un permiso internacional. Además, el uso de un auto implica que debes contar obligatoriamente con un seguro, bien sea que esté a tu nombre o que en la póliza aparezcas como conductor autorizado. Al igual que es necesario contar con la cobertura de daños por colisión o CDW, que cubre en caso de accidentes. El costo de la gasolina y el diésel es un detalle que hay que considerar también, puesto que no es muy económico. El precio del diésel varía entre €1.10 y €1.20 por litro, y el de la gasolina entre €1.20 y €1.35 por litro. En Irlanda también tendrás que pagar por aparcar, en muchos casos.

Los medios de transporte más usados

En Irlanda, la red de servicios públicos de autobuses está regulada por el departamento de transporte del país, y son autorizados por ellos mismos. Las rutas de estos servicios están distribuidas a lo largo y ancho de la nación, comunicando todas las ciudades y poblados de Irlanda.

El transporte más usado es el autobús, siendo también muy económico. Existe como alternativa el LUAS, que es el tranvía que comunica la parte norte y sur de Dublín y sus alrededores. Se puede usar también el DART, que es el sistema de trenes de cercanías, que une la capital con poblados vecinos. En nuestro blog te explicamos de qué manera puedes usar estos distintos medios de transporte.

El taxi es también un método muy usado y constituye una alternativa cómoda. Por supuesto que no representa la opción más económica. En la mayoría de las ciudades grandes de Irlanda el precio del servicio de taxi que se cobra por viaje se determina por un taxímetro.

La bicicleta: económica y ecológica

En Dublín no es difícil circular en bicicleta. De hecho cuenta con uno de los sistemas de renta de bicis más completo y popular de toda Europa: DublinBikes. La suscripción anual a este servicio es de €20 y resulta definitivamente uno de los más económicos. Además, a lo largo de toda la ciudad están distribuidas las estaciones desde donde se toma o se deja la bicicleta, por lo que seguramente alguna quedará cerca del punto donde te encuentres o hacia donde te diriges, cuando la necesites.

Sin embargo, si lo que quieres es tener tu propia bicicleta, puedes comprar una nueva por €300 o usada desde €90 y hasta €150. Eso sí, debes cuidar muy bien donde la dejas y asegurarlas correctamente, puesto que existen muchos robos anuales de bicicleta, especialmente en Dublín.

Independiente del medio de transporte que uses, el mejor consejo que podemos darte es que, en la medida de tus posibilidades, puedas estar cerca del lugar donde harás vida la mayor parte del tiempo en la ciudad, bien sea el trabajo o la escuela donde estudies. Con esto ahorrarás mucho en transporte, porque incluso hasta podrás llegar a pie a los sitios de interés. Sin embargo, sabemos que alternativas no te faltarán.

Si quieres saber más sobre la vida en Irlanda y Dublín, suscríbete a nuestro  fanpage de Facebook, y únete a nuestra comunidad de KIWERS. Somos KIWING, Your Language Adventure.